Primero las niñas
Primero las niñas
Es el primer valor que engloba a los otros valores, es lo que se les brinda en la institución, teniendo en cuenta que son el centro de la intervención desde un enfoque de derechos, debemos anteponer sobre todo su interés superior.
Amor, hacemos las cosas con esmero y cuidado
Amor, hacemos las cosas con esmero y cuidado
Amamos nuestro trabajo y desarrollamos las funciones con compromiso, responsabilidad, pasión, actitud positiva y justicia, teniendo como centro a las beneficiarias. Significa tener vocación de servicio a los demás sin interés material.
Conocimiento, aprendemos todos los días
Conocimiento, aprendemos todos los días
Las mismas niñas nos dan las pautas para desarrollar el trabajo en el día a día a través de lo que aprenden o hacen.
Capacidad de ser autodidactas cada educador tiene que buscar capacitación constante para dar respuesta a las demandas y enriquecer el conocimiento de las beneficiarias. Nos da el sentido a través de la experiencia.
Magia, haciendo realidad los sueños
Magia, haciendo realidad los sueños
Como educador debo estar preparado para acompañar a las niñas en los sueños que ellas tienen y hacerles entender el esfuerzo que cuesta y que valoren lo importante de no dejar de soñar. Como educadores participar en sueños colectivos que den testimonio a las niñas.
Ambiente familiar según el carisma de San Juan Bosco
Ambiente familiar según el carisma de San Juan Bosco
Que las niñas se sientan acogidas por una familia a ejemplo del ambiente que Don Bosco y Mama Margarita ofrecían a los jóvenes. Es un ambiente acogedor donde hay respeto y cariño que permita a las niñas re significar su imagen de familia mediante relaciones sanas.